domingo, 16 de julio de 2017

Barcelo Puerto Vallarta

Un Hotel que revela ya un poco su edad, pero que lo compensa con buen servicio y la amabilidad de los empleados. Habitaciones cómodas y limpias.

El cliente debe estar muy al pendiente. Pues en cualquier momento hacen recargos. Suele haber burlas y comentarios de todos los proveedores de servicios hacia todos los clientes. Son muy estrictos y siempre buscan remuneración. Entre otras cosas que se cobran aparte esta el servicio de internet.


Llegamos cansados de un largo viaje, no habia botones, reservamos una habitación premium con vista al mar, nos dieron una habitación con dos camas, hable para pedir que me cambiaran de habitación, ya que es muy incomodo dormir en camas separadas debo destacar que la habitación era una de las ultimas y la vista era muy parcial al mar.

Nos hacen el cambio a una familiar, y cambia hasta el papel de baño y con vista a la montaña.

Por la mañana hablo para pedir una esponja para bañarme, cepillo de dientes y unas pantunflas ya que son amenidades de la categoría de club premium pasaron horas y nada que llegarón.

Baje a recepción a comentarles mi disgusto, una señorita muy amable me atendió, pero no pudo hacer nada y me paso con otro chico que de amable no tiene nada preguntándome que "quiere" hay una habitación disponible pero con la vista muy parecida y no está aun limpia vaya a verla y si le parece se cambia. Así de amable.

Lo que era club premium en vallarta desgraciadamente ya no lo es y miren que me encantan los barcelos. 
Nos decepcionaron.

No alcance ni siquiera cena en uno de los restaurantes de especialidad.