sábado, 24 de junio de 2017

¿Quien es el más indicado para opinar sobre el servicio de un autobús foráneo?



¿Quien debe de opinar sobre el servicio recibido?

Los empresarios dueños de la línea.

No. Aunque existen muchos con la suficiente capacidad de autocritica su visión por default esta sesgada. 

Los empleados como operadores, taquilleras, maleteros, etc.

No. Su percepción en el mejor de los casos es demasiado favorable a su fuente de trabajo, y muchos aun no tienen claro el papel que juegan en su organización.

Los que solo los ven pasar y a veces les toman una foto.

No. No se puede opinar de un servicio que no se ha usado, los más conocedores pueden tal vez valorar solamente la cuestión estética de las unidades.

Las armadoras de autobuses.

No, ellos solo venden los vehículos de acuerdo a las especificaciones de los transportistas.

Los periodistas especializados.

Existen muchos tipos de periodistas, pero establecer un estudio de mercado no es precisamente una materia que se vea en la facultad de dicha carrera. Si bien son personas informadas en temas específicos es ahí donde reside el sesgo.

Los pasajeros

Si, sin duda son los pasajeros quienes deben de  emitir su voto sobre la experiencia de viaje en un autobús. Con las bases mercadotécnicas apropiadas para poder realizar las estadísticas correspondientes.
Evidentemente todos los antes mencionados pueden fungir en un momento determinado como pasajeros, pero mantendrán un cierto sesgo en sus valoraciones; por esa razón para generar un estudio confiable se deben descartar de antemano a todos los que tengan una relación laboral directa con los transportistas.

Esa es la razón de que en nuestro ranking no se incluyen busologos, aficionados, periodistas, empresarios o trabajadores del autotransporte. Las opiniones con las que se arma son emitidas por un panel de viajeros frecuentes anónimos.

Que tengan una buena tarde.