domingo, 18 de junio de 2017

Evite las plazas del celular en México, son nido de extorsionadores


Nos comparten 



Todos conocen que en Eje Central Lázaro Cárdenas en Ciudad de México entre Av, Juárez y 16 de septiembre (frente a torre Latino) está una plaza del celular " Cuidado 

Iba de paso  quise entrar a ver que ofertaban, en efecto venden todo tipo de accesorios para el teléfono móvil e incluso aparatos nuevos; pero el problema grande está afuera, cuando termine de ver, salí directo a la calle sin pensar lo que pasaría. 

Sobre eje central al momento justo de salir de la plaza donde se encuentran los tipos que venden celulares acomodados en estantes móviles, "aguas" por qué escuche como se caía un teléfono detrás de mí, al voltear un tipo me dice "oiga ya me tiro un celular, ¿como le vamos a hacer?",  desconcertado y seguro de que no lo tire, le dije "yo no tiré nada y no te lo voy a pagar";  en ese momento ya estaba rodeado por tres tipos malencarados. De inmediato té amenazan que tienes que entrar a la plaza con ellos para conectarlo y ver si sirve; ante la presión termine entrando donde se verifico que efectivamente el teléfono no funcionaba, en mis adentros estaba plenamente convencido de que no lo tire, por lo que ellos me estaban extorsionando con toda la calma y sin miedo a las autoridades;  lo que siguio fue un vil asalto, me bolsearon quitándome todo con el pretexto de que el aparato costaba cuatro mil pesos.

Sali muy aturdido, no encontré ningún policía a quien contar mi desgracia.

Un tiempo después platicando con personas (con quien mas iba a platicar?) me entere que no he sido el único asaltado en esa zona, es común este tipo de robos y otros similares donde te toman el teléfono según para repararlo pero ya no lo regresan. Se dice que incluso la policía esta comprada por los delincuentes.

Lo mejor que se puede hacer para no caer en esos actos es no acudir a las plazas de tecnología del centro en especial las de teléfonos.

Si caminas por esa banqueta aléjate de los estantes de celulares.

El 50% de los tipos que están recargados en la baranda de eje central se dedican a extorsionar.

Los más extorsionados son jóvenes que llevan celulares propios para reparar o comprar accesorios, pero terminan dejando su celular para pagar el que supuestamente tiraron