viernes, 19 de mayo de 2017

ADO, mas educados que Ttur



Un día normal en la oficina se traduce en caminatas en reforma para nosotros, de un lado a otro todo el día, en la zona la mejor forma es simplemente caminar; es absurdo usar el auto con tantas restricciones y estacionamientos carisimos. En taxi o Cabify no es opción en el trafico se te va la vida. Mejor caminar.

Una gran ventaja es poder observar lo que sucede desde el punto de vista mas sencillo que existe. Como por ejemplo, como manejan los conductores, en especial del transporte público ya que es nuestra especialidad.

La prueba mas sencilla que podemos aplicar en Reforma es el uso de los pasos peatonales, el reglamento de transito es muy claro en ese tema, los conductores de vehículos, incluidos bicicletas, deben de ceder el paso a los peatones en las esquinas que no estén controladas por semáforos; el no hacerlo les causara multas de 60 a 80 veces la unidad de medida y tres puntos en la licencia, esto para chóferes de transporte público de pasajeros. 

Para hacer la prueba más sencilla en la esquina elegida existen reductores de velocidad, los cuales indican claramente que el peatón lleva preferencia; la esquina es la lateral de Reforma, uno de los lugares mas llenos de personas de la ciudad.

Primero probamos en un lado, los ciclistas reprobados, todos te avientan su vehículo creyéndose los reyes del mundo; los automovilistas parece que van por herencia, ni siquiera frenan en el reductor. Justo cuando pensábamos que nadie en la vida respeta los reglamentos apareció un Multego de ADO a velocidad moderada, el cual se detuvo tranquilamente dejando pasar a todo mundo.

Muy bien por la educación de los operadores de ADO:

Emocionados con ese existo probamos suerte en los carriles centrales, justo donde esta pintado el paso peatonal, ahí si mas automovilistas respetan a las personas, incluso los operadores del corredor Reforma Bicentenario. Genial.


De regreso del mandado otra vez la prueba, ahora justo enfrente de Reforma 222, bueno en la siguiente esquina, donde están las donas; vimos acercarse un grupo de viejas unidades de Ttur y un Irizar i6 de la misma empresa; nos dijimos "ahí vienen los chicos de Flecha Amarilla, seguro se detienen sonrientes"; pero oh sorpresa, pasaron peor que los automovilistas, incluso con intención homicida podría decirse. Todos y cada uno lo hicieron. A tal punto que ni una mala foto con el teléfono se obtuvo, simplemente estábamos parados esperando el gran momento en que se detendrían, tomar la foto para presumir su educación y publicarla, en su lugar pasaron rápido, muy rápido.

Muy mal por TTUR

El dato curioso, al publicar las fotos en facebook hemos sido insultados por operadores de Ttur y otras líneas turisticas, argumentando que ellos llevan toda la preferencia en la Ciudad de México simplemente por traer un autobús; de hecho afirman que en la Escuela de Flecha Amarilla así los han instruido, a nunca ceder el paso a nada ni nadie.

De ser eso cierto estamos ante una situación preocupante, Ttur esta lejos de la filosofía de Flecha Amarilla, lo que nos hace pensar que no son para nada una buena opción para rentarlos.