viernes, 28 de julio de 2017

Pasajera de ETN muere al recibir pedrada



Posted by Osvaldo Saldana Torres



Una mujer que viajaba en el segundo piso de un camión del trasporte público foráneo de la línea ETN murió tras recibir un fuerte golpe en la cabeza con una piedra, que al parecer fue arrojada contra la unidad desde un puente en Tepeji del Río, Hidalgo.

Según los primeros reportes, cuando el autobús, que tenía como destino Querétaro, pasó debajo de un puente peatonal ubicado en el Parque Industrial Tepeji, desconocidos arrojaron grandes piedras, logrando una de éstas romper el cristal en el lado derecho donde viajaba la hoy occisa, golpeándola en la cabeza, provocándole fractura mandibular y posteriormente la muerte.

Tras el incidente, el conductor de la unidad mantuvo su marcha, dijo, por seguridad para el resto de los pasajeros, ya que ese tipo de agresiones las cometen presuntos delincuentes en la zona para obligar a las unidades a detenerse y así abordarlas para asaltar a los pasajeros.

Fue hasta a la altura del kilómetro 69 + 900 en la colonia San Juan, en donde paró el operador a solicitar auxilio médico para la mujer. Al lugar arribaron paramédicos de Protección Civil de Tepeji, sin embargo sólo pudieron constatar que la mujer ya no presentaba signos vitales, por lo que se dio aviso a las autoridades correspondientes.

Momentos más tarde acudió personal del Ministerio Público, quien tras recabar los elementos de prueba inició la carpeta una investigación para dar con los responsables.

El incidente ha destapado un posible caso de negligencia de parte de las autoridades de Caminos y Puentes Federales (Capufe), ya que se dio a conocer que hace un mes esta dependencia ordenó el retiró de diversos puentes en dicha vialidad para permitir el paso de los tanques procesadores de coque, con destino a la refinería Miguel Hidalgo, y al volver a colocar dicho puente en el kilómetro 61, no pusieron la malla protectora, por lo que los delincuentes aprovechan esa circunstancia para arrojar piedras a los transportes, obligándoles a detenerse y poder atracarlos.