sábado, 8 de julio de 2017

Es hora de ir al Ganzo



Visite el hotel El Ganzo con tres parejas y en general las instalaciones están increíbles. Todo tiene diseño y hay arte moderno por todos lados. Las habitaciones tienen buen tamaño, la regadera es muy chica para mi gusto pero se compensa con la tina que tiene afuera. 

Nos recibieron con pétalos y globos por ser nuestro aniversario y un descuento de 40% en masajes del spa. 

Tienes un ipad en tu habitación donde puedes ver el menú, restaurantes, y otras actividades pero si se queda sin batería no lo puedes cargar ahí, tienes que hablar a recepción y pedir otro. Dos de las veces que lo pedimos nunca llegó. 

Tiene dos albercas, una muy chica y tiene un pool bar increíble. El jacuzzi es espectacular y los camastros cómodos pero hay muy pocos. En este bar solo puedes comer sushi y ceviches, si no puedes comer mariscos o algo crudo por alergias o embarazo olvídalo! Mejor come en otro lado porque no nos quisieron subir del restaurante de abajo otra cosa. 

Otra cosa que esta pésima es que cierran súper temprano el bar de la alberca. Antes de las 6:30pm en Semana Santa ya no te servían nada. 

El personal en todo momento fue muy amable pero recibes muchos no, no es posible, no hay, ya se acabo etc etc etc 

El room service es lentisimo, tardaron mucho en atender la llamada y en llevar los alimentos. Posteriormente me dejaron el plato con las sobras todo el día. Se llevaron los que estaban vacíos y me dejaron un pan francés ahí hasta el día siguiente. 

El spa es carísimo, bueno en general todo porque te cobran en dólares, pero el masaje estuvo muy rico y puedes utilizar jacuzzi, vapor etc. 

Por un desayuno normal para dos personas calcula mil pesos y para una comida normal unos dos mil. Los drinks cuestan alrededor de 10-15 dólares o un poco cada uno.