domingo, 16 de julio de 2017

Bloquea Uber servicios en inmediaciones de la Central de Autobuses de Puebla



Belén Cancino 

Para evitar conflictos con taxistas tradicionales y ahora también infracciones de la Secretaría de Infraestructura, Movilidad y Transportes (SIMT) si son descubiertos haciendo “base”, Uber bloqueó la oferta de servicios a sus socios-conductores en las vialidades contiguas a la Central de Autobuses de Puebla (CAPU).

A un mes de que siete unidades y sus socios-conductores fueron agredidos por unos 40 taxistas en las inmediaciones de la central camionera y días después de que la SIMT anunció la aplicación de multas en casos de cobro con dinero en efectivo y espera de usuarios, Uber aplicó restricciones en su operación, con una estrategia que ha llamado “Fila virtual para recibir viajes”, que consiste en restringir el envío de solicitudes de viajes en las vialidades primarias y perimetrales de la CAPU.

La medida consiste en que los socios-conductores que se encuentren circulando o estacionados en Bulevar Norte, Bulevar Carmen Serdán, el Camino Real a San Felipe y la Avenida De la Pedrera no recibirán ofertas de servicio, así que tendrán que alejarse para continuar trabajando.

Uber ha hecho de conocimiento de sus socios-conductores esta medida con un mapa y la siguiente instrucción: “Para poder recibir viajes necesitas estar dentro del área sombreada en el mapa pero afuera de la línea negra que rodea la CAPU”.

Los socios-conductores podrán recibir solicitudes de servicios desde la CAPU después de tales vialidades y hacia el exterior, en un polígono circundante formado por las calles 21 Norte, 25 Norte, 35 Norte, Acacia o Jesús Reyes Heroles, Avenida Atilac y Prolongación 27 Norte.

De esta manera, Uber busca garantizar su servicio en pocos minutos a quienes lo solicitan desde la CAPU pero sin exponer a las unidades y a sus socios-conductores a más agresiones de los taxistas tradicionales o de infracciones de la SIMT.

Hay que mencionar que el aeropuerto “Hermanos Serdán” fue la primera zona restringida de esta misma forma hace algunos meses por Uber, aunque en ese caso solo obedeció al interés por proteger a los socios-conductores de agresiones de taxistas tradicionales.

Para terminar, hay que recordar que la SIMT anunció la semana pasada multas entre 3 mil y 6 mil pesos a unidades de Uber que cobren sus servicios con dinero en efectivo y hagan “base” o “sitio” en espera de usuarios, y que el jueves pasado aplicó ya las primeras cinco infracciones, aunque algunos de los socios-conductores afectados acusaron ser víctimas de operativos tramposos.