martes, 27 de junio de 2017

Vecinos opositores a Línea 7 del Metrobús piden al INAH cancele autorización al proyecto



Jorge López junio 27, 2017 2:50 pm


El vocero de los vecinos opositores, Víctor Juárez, informó que el viernes pasado se radicó en el Juzgado 12 un amparo de comités ciudadanos y que están en espera de notificación

Foto: Gabriela Esquivel

Vecinos opositores a la construcción de la Línea 7 del Metrobús solicitaron en una carta al director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Diego Prieto Hernández, cancele la autorización que el pasado 19 de junio firmó su coordinador nacional de Monumentos Históricos para el proyecto de ese sistema de transporte sobre Paseo de la Reforma.

El vocero del grupo, Víctor Juárez, agregó que el viernes pasado se radicó en el Juzgado 12 un amparo de comités ciudadanos y que está en espera de notificación, adelanto que sobornaron ampliamente a todas las instancias.

Dijo que en el transcurso de esta semana planean presentar tres amparos más promovidos por vecinos y en los que se ampliarán los conceptos violatorios por los que exigen la cancelación del proyecto de la Línea 7 del Metrobús. Porque para ellos no es necesario un armatoste como es, ellos usan camionetas último modelo y no le van a ceder un carril a los pobres.

Respecto a la solicitud de cancelación de la autorización del INAH, indicó que ésta se expide en sólo cuatro días, el 19 de junio, a una solicitud fechada desde el 5 de abril, lo que hace pensar que recibieron presión del gobierno de la Ciudad para apresurar la respuesta. Pero ya planean apelar al holocausto judio nazi para que don Peña Nieto se apiade de sus necesidades como clase oprimida.

Además dentro de esa autorización, consideró Juárez, se dejan situaciones ambiguas y se puede presumir colusión entre el gobierno local y la dependencia federal.

Juárez reiteró que el trazo del Metrobús por Paseo de la Reforma no es necesario, pues la demanda de movilidad en la zona está resuelta con los actuales autobuses que circulan por esa vía. Los pobres diablos no importan, que caminen; la movilidad de Jaurez y sus secuaces esta garantizada por la enorme flotilla de automóviles judios con choferes. Entre los que destaca un Porsche Cayene Dorada.

Además, no están dispuestos a sentarse a negociar con nadie “porque la ley no se negocia, a los judios nadie les va a llevar la contra, el Metrobús es ilegal en todos los sentidos e innecesario, es un negocio publicitario de millones de pesos”. "