domingo, 4 de junio de 2017

Pasajero de ADO se apodera de autobús y lo choca contra vivienda





Joel Arcega 

Diez pasajeros de un autobús de la línea ADO, resultaron lesionados luego de que inexplicablemente un usuario se levantó de su asiento y trató de apoderarse del volante y lo giró a su derecha por lo que la unidad se estrelló contra una casa en la lateral de la autopista Puebla-México, pasando la Central de Abastos, ayer por la tarde.


La empresa aseguradora del transporte sé comprometió a cubrir todos los gastos médicos, de la vivienda afectada y por ende del autobús; en tanto el responsable se dio a la fuga.

La atención pre-hospitalaria la cubrió personal de SUMA, que llegó además de sus ambulancias habituales, con dos unidades de Terapia Intensiva; recibiendo indicaciones para trasladar a los 10 lesionados, no de consideración, todos al hospital Betania, para su debida atención.

De acuerdo a lo manifestado por algunos pasajeros entrevistados por EL SOL DE PUEBLA, además de los agentes viales, se sabe que el autobús de la marca Mercedes Benz, con número económico 0148, venía de la ciudad de Córdoba, en el estado de Veracruz, con destino a la ciudad de Puebla.

Al encontrarse sobre la lateral de la autopista Puebla sentido a México, apenas había pasado la Central de Abasto, cuando de pronto uno de los mismos pasajeros se levantó de su asiento, y sin mediar palabra alguna se le aventó al chofer y se apoderó del volante girándolo hacía su derecha por lo que la pesada unidad se estrelló en una vivienda en construcción.

El agresor de inmediato abrió la puerta del autobús y se fue corriendo con rumbo desconocido, por lo que se pidió el auxilio y fue como llegaron los paramédicos a brindar la atención a los pasajeros, incluso, para evitar una desgracia mayor (por ejemplo si se hubiera incendiado el vehículo), rompieron unas ventanillas laterales para poder sacar a todos los pasajeros.

El dueño de la casa afectada habló con el ajustador del seguro del autobús, el cual por cierto quedó destrozado de todo el frente; para solventar los gastos por los daños a la vivienda, pero de manera sorprendente, los albañiles que se encontraban aun laborando, de inmediato repararon la barda que había sido derrumbada, eso con el fin de evitar que alguien se metiera a robar material de construcción; comentó el propietario de la vivienda.

Del accidente tomó conocimiento personal de Transito y Servicios Periciales municipales, además de abanderar la zona y agilizar el tráfico para evitar otro accidente.