martes, 20 de junio de 2017

La “Casa del Autobús” festeja la producción de mil unidades del chasis MBO BlueTec ®5


· El modelo MBO es un producto de tradición en México, en el segmento de autobuses urbanos de motor delantero.

García, Nuevo León, 20 de Junio de 2017. Este martes, después de un año y cinco meses de trabajo, la planta de autobuses de Mercedes-Benz, en García, Nuevo León, celebró el alcanzar la unidad número 1,000 del chasis MBO Euro V, con el número de serie *60961.

A mitad de 2011 fue presentado el proyecto MBO, con tecnología BlueTecâ 5, pero fue hasta a finales del 2015 que se inició el ensamble de estas unidades en México.

El modelo MBO tiene una participación del 55% dentro del mercado en el segmento urbano –motor delantero–, y un 60% de la producción de buses en Daimler Vehículos Comerciales de México. Además, al estar dotadas todas estas unidades con motores BlueTec® 5 se logra una reducción significativa de emisiones al ambiente y un ahorro de combustibles, beneficiando a los transportistas y habitantes de las ciudades donde circulan.

Alcanzar esta cifra de unidades es fruto del compromiso de todos los colaboradores que, directa o indirectamente, estuvieron involucrados dentro del proyecto. Para celebrar este acontecimiento la “Casa del Autobús” en García Nuevo León, realizó una ceremonia encabezada por Roberto Sotelo, Director de Ingeniera y Víctor Segura, Director de Calidad, quienes enaltecieron el trabajo y esfuerzo de todos los involucrados para lograr más de 1,000 unidades del MBO Euro V, con tecnología BlueTecâ 5.

Presentado a mitad de 2011, aprobado a inicios de 2012 y con un SoP (inicio de Producción) en octubre de 2015, el proyecto involucró a personas de Brasil, Alemania, India y México, lo que permitió el fortalecimiento de la estandarización a nivel global. Este modelo fue el primer vehículo urbano bajo el concepto Liquid Only, sistema sin inyectores de AdBlue, lo cual reduce el mantenimiento y costos de operación. Actualmente, esto ha sido replicado en todos los modelos de la compañía.

La ingeniería, el desarrollo y el ensamble de los prototipos fueron hechos en México. La revisión del diseño, la documentación y las pruebas –funcionales y estructurales– fueron hechas en Brasil. De manera inicial se tenía el enfoque en el chasis únicamente, sin embargo, a partir de los resultados se decidió trabajar en conjunto con los carroceros para hacer mejoras en la parte frontal de las carrocerías y en su interface con el chasis, logrando modelos inconfundibles y con grandes beneficios para el hombre-camión. 

Estos resultados superaron las expectativas del proyecto que se tenían planeadas, sobre todo por la consideración de todos los detalles y los ajustes que se hicieron sobre la marcha, con el objetivo de presentar un mejor producto al mercado. 

Una característica adicional, son las opciones que presentan estos modelos, las cuales están acorde a los requerimientos de cada cliente y a las presentadas por los competidores.