miércoles, 21 de junio de 2017

Easy Taxi y Cabify se alían para aprovechar la mala racha de Uber





Las compañías anunciaron una alianza estratégica en medio de la salida del CEO de Uber de la compañía


“Cabify y Easy comparten una visión para transformar las ciudades de Latinoamericana mejorando la movilidad de sus ciudadanos; la alianza tiene el objetivo de convertir esta visión en realidad de forma más rápida”
José de Antonio
Fundador de Cabify


En el amor, la guerra y los negocios todo se vale, así lo han demostrado las empresas Easy Taxi y Cabify, quienes han firmado una nueva alianza justo durante la mala racha que atraviesa el rey de los viajes en autos privados, Uber.

“Cabify y Easy comparten una visión para transformar las ciudades de Latinoamericana mejorando la movilidad de sus ciudadanos; la alianza tiene el objetivo de convertir esta visión en realidad de forma más rápida”, señaló Juan de Antonio, fundador de Cabify, en entrevista para Bloomberg.

La alianza suscrita por ambas compañías es para compartir su base de inversiones y expandirse en América Latina. De Antonio precisó que el convenio fue producto de afinidad de metas, principalmente, sobre el modo de financiamiento que se busca.

Mientras que Dennis Wang, codirector de Easy Taxi, indicó en un comunicado que la alianza con Cabify le emociona, pues su empresa ya ha comenzado a experimentar índices más altos de crecimiento, lo que les permitirá mejorar la movilidad urbana en la región.

El anuncio de esta alianza se da en medio de la salida de Travis Kalanick de la dirección de Uber, tras ocho años al frente de la compañía, luego de una mala racha que ha involucrado directamente al empresario con diversos escándalos.

A lo largo de este año, Uber ha tenido que lidiar con escándalos sexuales y de plagio, los reclamos de algunos conductores por el modelo de negocios de la compañía, además de un pleito que tuvo directamente Kalanick con un socio de la empresa.

“Amo a Uber más que a nada en el mundo y éste es un momento difícil en mi vida personal: he aceptado la petición de los inversionistas para retirarme, de forma que Uber pueda volver a construir en vez de distraerse con una nueva pelea”, dijo Kalanick este martes.

Los últimos movimientos realizados por estas compañías podrían redefinir el tablero de los viajes públicos en autos privados.