viernes, 26 de mayo de 2017

Imprudencia de menor de edad causa accidente; hay dos muertos y 15 heridos



Moisés MORALES 

Dos personas fallecidas y alrededor de 15 heridos, de los cuales solo cinco ameritaron ser hospitalizados, arrojó el accidente entre un autobús, una camioneta de carga y una pipa repartidora de gas LP, registrado alrededor de las 16:00 horas de ayer en el Libramiento Apizaco.

De acuerdo con las primeras investigaciones y la versión del operador de la pipa, Rodolfo Gutiérrez, el conductor de la camioneta tipo estaquitas, color rojo, intentó rebasarlo de forma imprudente, pero no se percató que en el carril de alta venía un autobús de la empresa Autotransportes Tlaxcala, Apizaco, Huamantla (ATAH).


Lo anterior provocó que la unidad, que transportaba costales de maíz y era conducida por un joven de alrededor de 17 años y tripulada por dos menores más de 15 y 12 años de edad, saliera proyectada contra la pipa perteneciente a la empresa Regio Gas Apizaco y la prensara contra la cuneta y un bordo.

El empleado de la gasera y su ayudante de inmediato descendieron de la pipa para cerrar las válvulas y evitar una posible fuga, mientras que los tres menores se retiraron con rumbo desconocido entre terrenos de labor aledaños.


En tanto, tras el impacto el conductor del autobús perdió el control del volante, volcó hacia su costado izquierdo y se derrapó unos 100 metros de distancia, para finalmente quedar en el camellón que divide la carretera de cuatro carriles.

De acuerdo con pasajeros, alrededor de las 15:00 horas abordaron el autobús de la empresa ATAH, línea Ejecutivo y con número económico 3005, en la terminal de Libres, Puebla, el cual tenía como destino la terminal TAPO de la Ciudad de México.

Un hombre de alrededor de 40 años de edad perdió la vida al quedar prensado entre los hierros de la unidad de transporte público, mientras que una mujer de unos 70 años pereció al arribar al hospital; ambos se encuentran en calidad de desconocidos.


En el caso de los heridos, José Alejandro Carrillo Zepeda, de 54 años de edad, presentó fractura de húmero, por lo que fue canalizado inmediatamente con el especialista en ortopedia, quien le brindó la atención correspondiente y actualmente su estado de salud se reporta como estable.

Oliverio Córdova de la Cruz, de 40 años de edad, resultó policontundido, además de tener una herida corto contundente frontoparietal izquierda; su estado de salud se reporta como estable.


Por último, Pablo Fuentes Cabrera y Reynalda Dionicio, de 54 y 70 años edad, respectivamente, resultaron con diversas lesiones en brazos, piernas y cara, su estado de salud es estable.

Al lugar arribaron elementos de la Policía Federal, así como personal de la Coordinación Estatal de Protección Civil para acordonar la zona y evitar un riesgo para automovilistas.

Paramédicos de la Cruz Roja, ERA y Protección Civil de Apizaco, así como de San José Teacalco, Tlaltelulco, Xaloztoc, además de Emergencias Médicas de Tlaxcala arribaron al lugar para brindar atención a los heridos.