sábado, 13 de mayo de 2017

6 formas como te estafan en la Central del Norte de la CDMX



1. Al bajar de tu autobús y solicitar el equipaje; los maleteros de todas las líneas exigen una propina por el solo hecho de hacer su trabajo, si no pagas te expones a que avienten tus cosas.

2. El diablero, andan a las vivas sobre los mas despistados y llenos de cosas; por empujar el diablo con tus cosas a la salida no te van a recibir menos de 50 pesos. A peso por paso o el doble si te dejas.

3. En la fila de los taxis autorizados hay otros maleteros aun peores, te arrebatan tus maletas, aun cuando sea solo de mano y fingen ser amables para acompañarte hasta la fila de los taxis, a solo 20 pasos, al llegar te exigen al menos 20 pesos. Muchos ni se molestan en subir tus cosas a la cajuela, simplemente te las avientan y piden dinero, y pobre de ti si te niegas o les das muy poco.

4. En las casetas de los taxis; no conformes con los maleteros abusivos las tarifas de los taxis son exageradas, porque en ellas te cobran los maleteros y ayudantes en la fila de los taxis. Así es, pagas doble ayuda. 

5. Y puede ser peor, las chicas de las casetas de taxis están muy bien capacitadas para quedarse con tu cambio, la técnica es fácil: te dan por partes tu cambio, ponen primero algunas monedas y billetes de baja denominación, si ven que la persona los toma y se va, ellas se embolsan la diferencia; pero si insiste en quedarse le van dando su cambio en abonos a ver cuanto deja.

6. La despachadora de taxis, no conforme con todo lo que has perdido en esos 50 pasos entre el autobús y el taxi, también pide propina solo por cortarte el boleto.



¿Como evitar ser estafado?

1. Al maletero solicitarle tu equipaje y si te trata mal o pide dinero de inmediato reportarlo en la taquilla correspondiente, hay lineas que incluso tienen oficina en la central de atención al cliente. Los maleteros tienen un sueldo a cambio de su trabajo.

2. Desde el principio quede en lo que le va a dar al diablero, evalue si es necesario, realmente no es tanto esfuerzo llevar su maleta 50 pasos.

3. Cuando este en la fila de los taxis vea feo a todos los que le quieran ayudar a cargar sus cosas, digales que no, con eso basta para que no molesten, no se preocupe solo camine veinte pasos hasta los taxis, no hay forma de perderse.

4. Use Cabify o Uber para ir a su destino; desafortunadamente la misma mafia de los taxistas y maleteros en contubernio con los vigilantes de la central (de una empresa privada independiente) agreden a los conductores de estos servicios, incluso los golpean y ponchan sus llantas (así es, los mismos vigilantes ponchan llantas de autos particulares) Pero es posible abordarlos si usted se mueve a la zona del banco Banorte en un extremo de la central. son otros 30 pasos pero le garantizan que gozara de un mejor sistema de transporte.

5. Si prefirió no caminar y pagar su taxi autorizado diríjase directo a el, haga fila y tome su unidad, entregue su boleto al conductor y no de propina a nadie. Posteriormente manténgase calmado, el indice de delitos en este tipo de taxis rosas no es tan alto. Lo mas malo es que aunque parezca que hay un respaldo para quejarse de un mal servicio en realidad nadie hace nada, no hay garantías.

6. No le de propina a alguien que solo va a coartarle un papel.



PD. Desafortunadamente este modo de estafas están vigentes en las cuatro centrales de la CDMX e incluso en el aeropuerto. Cuide su dinero.